Su navegador no soporta Javascript o está desactivado. Si desea continuar active el uso de Javascript en su navegador.
English English

Inicio \ INFEQUUS \ Estomatitis vesicular



Información
26
Enfermedades
43
Agentes
213
Signos clínicos
#
Búsqueda de enfermedades infecciosas de los équidos
#
Diagnóstico diferencial de enfermedades infecciosas de los équidos

Ficha de la enfermedad
Enfermedad
Estomatitis vesicular

Sinónimos
Fiebre Indiana Vesículas en la boca del ganado vacuno y equi

Agente
Virus de la estomatitis vesicular
 Acrónimo: VSV
 Tipo: Virus
 Familia: Rhabdoviridae
 Género: Vesiculovirus

Signos clínicos
Cojera Fiebre Anorexia Coronitis Lesiones en boca Lesiones en ubres Vesículas en boca Vesículas en ubres Salivación excesiva Lesiones en parte inferior de extremidades Vesículas en parte inferior de extremidades

Estomatitis vesicular

Etiología

El virus de la estomatitis vesicular (VEV) pertenece al género Vesiculovirus de la familia Rhabdoviridae. Los principales serotipos son New Jersey e Indiana. Se conocen 4 virus que causan estomatitis vesicular: virus tipo Indiana de la estomatitis vesicular (VEV-IN), virus tipo New Jersey de la estomatitis vesicular (VEV-NJ), virus tipo Alagoas de la estomatitis vesicular (VEV-AV) y el virus tipo Cocal. Estos dos últimos son sub tipos del Indiana. Esta enfermedad es de baja mortalidad en caballos y se limita al continente americano.


Epidemiología

El cuadro clínico se observa en ganado porcino, bovino y equino. Se transmite por contacto directo entre animales sanos e infectados (saliva y vesículas abiertas), y a través de picaduras de insectos. Es una enfermedad estacional, en EEUU aparece en primavera y principios de verano, y en zonas tropicales aparece en épocas de lluvia.
Su propagación se limita controlando movimientos de animales (importante diagnóstico diferencial temprano, no en ganado equino, para descartar enfermedades como la Fiebre aftosa), y control de aspectos relacionados con los vectores.


Patogenia

La patogénesis es la típica de infecciones víricas. El virus se une a los receptores de la superficie de la célula, para después multiplicarse en su interior, finalizando con la muerte celular. La infección del epitelio con VEV induce edema intercelular en la capa de Malpighi, y las células epiteliales se separan. La mucosa presenta necrosis y edemas, y se separa la capa basal del epitelio. La acumulación de fluido intercelular, necrosis celular e infiltración de las células inflamatorias dan lugar a la formación de vesículas a las 48 horas de la inoculación experimental.


Signos clínicos

La enfermedad tiene un corto periodo febril y va acompañada de formación de vesículas y lesiones en la boca, hocico, extremidades (coronitis) y ubres, dando lugar a cojeras y salivación excesiva, e incluso anorexia. A menos que se desarrollen infecciones secundarias, los animales se recuperan al cabo de 2-3 semanas.


Diagnóstico

Dados los signos clínicos que presenta esta enfermedad, no se puede distinguir de otras enfermedades vesiculares, por lo que se debe realizar diagnostico en el laboratorio para su confirmación. Sin embargo, la presencia de síntomas en caballos sugiere estomatitis vesicular.


Tratamiento

El tratamiento es sintomático. Se deben limpiar las lesiones con una solución antiséptica para ayudar a la curación, aplicar antibióticos a nivel local para prevenir infecciones secundarias, y acompañar con dieta blanda en los animales con lesiones en la boca.


Prevención y control

No existen vacunas comerciales disponibles, salvo en algunas regiones endémicas de América Central y del Sur. En caso de brote, hay que prevenir el contacto directo entre animales sanos y enfermos. Establecer cuarentena y controles en los movimientos de animales para prevenir su expansión. También se recomienda la desinfección de vehículos y fómites. Y por último el control de las poblaciones de los vectores y siempre que sea posible mantener a los animales en establos protegidos.


Consideraciones Salud Pública

En las personas es una enfermedad aguda similar a la influenza. Dentro de los síntomas se incluye fiebre, dolores musculares y malestar general. Las vesículas no suelen aparecer. La recuperación suele darse entre 4 y 7 días. La infección se puede producir al manipular animales afectados, fómites, tejidos y cultivos de sangre o del virus. Para prevenir la infección se deben usar prendas de protección y guantes.
Es una enfermedad de declaración obligatoria.


Referencias